23
Nov
09

¿por que nos divorciamos?

¿por que nos divorciamos es una buena pregunta para hacernos..  ¿por que dos amigos que se quieren.. de buenas a primeras se cabraen tanto que quieren separarse?    ¿por que dos personas que se quieren.. de la mañana a la noche se odian? …    

No puede ser… algo en todo esto está mal planteado o mal enfocado… pero no puede ser… 

La relación de pareja es uno de los escenarios en el que el conflicto aparece de manera constante y permanente…Los conflictos aparecen para ser solucionados…No para ser postergados.

Los conflictos, que no los problemas, dentro de la relación de pareja surgen en primer lugar, porque en toda relación humana existen fricciones. En segundo término, porque la pareja la conforman dos seres individuales, con su personalidad y carácter propio,  y en tercer término,  porque la relación en sí,  requiere de una serie de transacciones que es necesario sortear para solucionar tales apuros.

Pero en realidad nos juntamos en aras del amor,  o en cuestiones que involucran el estado de enamoramiento, porque evidentemente no es lo mismo, estar enamorado de alguien, qué vivir con ese alguien del que estamos enamorados…

La gran mayoría de las parejas, si no es que todas, nos unimos, nos casamos, decidimos vivir en unión libre, o bien,  juntamos nuestras vidas porque creemos, porque deseamos,  que este estado enamoramiento durará toda la vida… Al poco tiempo,  nos vamos dando cuenta que esto no es así,  y es en ese preciso instante, en el que sentimos en nuestro interior que nuestra pareja ya no nos ama, ya no nos quiere,  … sea o no sea verdad la realidad.. ya que también podemos imaginarnos este sentimiento..

Es urgente dar solución a situaciones de dinero, de roles, de expectativas, de frecuencias en la vida sexual, dar una solución al tiempo libre de cada uno… A las familias extensivas… a los amigos…al trabajo… y además,  un tiempo a la pareja…sobre todo a la pareja, a esa persona con la que he decidido pasar mis días…buenos, malos, regulares, hoy, mañana y tal vez, siempre…

Es bueno tener amigos con los que pasar el tiempo y buenos ratos.. pero un tercero en la pareja de manera constante ya no es tan bueno..     es bueno dar libertad a nuestro cónyuge.. pero no podemos hacer vidas y tiempos separadas.. ya que eso pasara factura a la larga.. hay que buscar diversiones juntos, escapadas juntos y ser cómplices uno del otro…   

No busques argumentos en los amigos..  Un buen amigo te apoyará en la decisión que tu tomes… pero no es un buen amigo el que te está intentando convencer de su visión particular o de su opinión al problema que tienes.    Piensa tu qué es lo que quieres y que sentimientos interiores tienes.. tu amigo te escuchará y apoyará en ello..

Los conflictos se presentan en cada momento…hablamos, decimos, reclamamos, nos enojamos…nos culpamos, pedimos perdón,  y todo,  para después de un tiempo, volver a lo mismo…

Es evidente que una parte del problema se encuentra en la situación de la pareja… Pero otra parte, y quizá, la más importante es mi contribución a estos conflictos…lo de menos,  es separarnos, divorciarnos o dejarnos…

El punto más importante que deseo señalar en esta situación es darnos cuenta,  cómo nosotros,  en lo individual contribuimos para la ruptura y la separación, tengan lugar….       No que hizo mi pareja para que esto fuera posible… Sí no, cuáles fueron mis actitudes, sentimientos, expectativas, creencias, sentimientos y pensamientos que contribuyeron para que esto sucediera, aunque mi alma y mi corazón se encuentren hechos trizas y pedazos…  en este momento tan importante.. el orgullo no sirve de nada… ni la autocompasión…  es necesario que nos bajemos el orgullo hasta más alla de los mínimos, que nos volvamos humildes en su máxima expresión y absolutamente sinceros en nuestro interior a la hora de respondernos preguntas como

Qué hice yo ?

Cómo lo hice para que esto sucediera y llegar a este punto?

Cuántas cosas hice,  o dejé de hacer para que mi pareja se alejara de mi?

Qué clase de conductas tuve,  que terminaron en que mi pareja a separarse de mi ?

¿Está dispuesto a hacer lo posible para resolver los conflictos?

 ¿El deterioro se debe más a motivos prácticos de convivencia que a la falta de amor, cariño o pasión?

Las respuestas no deben de ser en ningun momento que fue culpa del otro…  no debes de entrar en la espiral de culpabilizar al otro y de tirar cosas en cara de manera agresiva….

busca en tu interior, medita todo mucho y busca el porque fuieste tu el culpable …. seguro que encuentras algo….  aunque te cueste reconocerlo..

¿La quieres?    ¿Le amas?    entonces.. merece que por 51 vez vuelvas a replantearte todo…. y no escuches a terceros… solo tu interior..

Anuncios

7 Responses to “¿por que nos divorciamos?”


  1. 24 noviembre, 2009 en 3:34 pm

    Volcerse humilde es una de las sensaciones mas maravillosas que una persona puede experimentar si es capaz de sentirla en toda su sencillez. Creo, desde mi fuero interno, que la humildad solucionaría gran parte de los problemas en este mundo. Pero tambien es cierto que la relación de una pareja… puede llegar a ser muy complicada. Porque como tu bién dices,la pareja la conforman dos seres individuales, con su personalidad y carácter propio. Somos un cúmulo de sensaciones que muy pocos saben sobrellevar juntos.

    Un saludo.
    PD: … me gusta como escribes.

  2. 2 diariodeungrillo
    25 noviembre, 2009 en 12:53 pm

    Muchas gracias Travex!

  3. 3 Eva
    26 noviembre, 2009 en 9:09 am

    Es cierto, es mucho más fácil ver las cosas que no nos gustan en nuestra pareja que en nosotros mismos, no miramos casi nunca en nuestro interior y eso que hace mucho que creo firmemente que ahí está la clave, trabajar “nuestras cosillas” hacernos esas preguntas e intentar ser mejores personas. Te dejo un bonito cuento.

    Y… ¿DÓNDE ESCONDIERON LA FELICIDAD?
    Un poco antes de que la humanidad existiera, se reunieron varios duendes para hacer una travesura. Uno de ellos dijo:
    “Debemos quitarles algo, pero, ¿qué les quitamos?”.
    Después de mucho pensar uno dijo: “¡Ya sé!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la puedan encontrar”.
    Propuso el primero: “Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo”, a lo que inmediatamente repuso otro:
    “No, recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán donde está”.
    Luego propuso otro: “Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar”, y otro contestó: “No, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará”.
    El último de ellos era un duende que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás duendes.
    Analizó cada una de ellas y entonces dijo: “Creo saber dónde ponerla para que realmente nunca la encuentren”.
    Todos voltearon asombrados y preguntaron al unísono: “¿Dónde?”.
    El duende respondió: “La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán”.
    Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo.

  4. 5 diariodeungrillo
    26 noviembre, 2009 en 4:03 pm

    Hola Eva.. me ha encantado el pequeño relato… es sencillo, claro y… absolutamente verdadero.. Con tu permiso lo usaré en mas de una ocasión para contarselo a todo aquel que pueda .. :P

    Tengo ganas de poder verles , hablar, reirnos.. y vacilar como una ñao atras.. ;) les queremos mucho a los dos.. un beso

  5. 6 Fernando (erostrato12)
    4 diciembre, 2009 en 9:58 am

    Hay un punto de lo que cuentas que me ha hecho meditar un rato… “Los conflictos aparecen para ser solucionados… No para ser postergados.”

    Hace tiempo, hablandolo con un psicólogo amiguete, al que le encanta aplicar exactitud en los términos que se usan, me decía que una frase como la anterior NO es cierta en el sentido estricto de las palabras.

    En esencia, me vino a aclarar que los PROBLEMAS han de ser “solucionados”, porque -cuando es posible- tienen una solución, y tan sólo hay que aplicarla.
    Sin embargo los CONFLICTOS hay que… hay que “DISOLVERLOS”… no “solucionarlos”

    Un conflicto es un debate entre dos posturas opuestas, pero ambas igual de válidas (ejemplo: ¿vamos al mar o a la montaña?). Ahí no hay “problema” que solucionar, hay que disolver el conflicto hablando, negociando, etc., todo lo que decías tú en el post. Pero…

    Pero hay que tener muy claro que aunque estén “disueltos” los conflictos no desaparecen. De hecho no tienen por qué desaparecer. A tí te puede gustar una cosa y a la otra persona una cosa distinta. Es sano que haya opiniones contrastadas. Enriquecen. Uno más uno siempre debería ser más que dos gracias a esa riqueza del intercambio, de la sinergia.

    El “problema” realmente es intentar aplicar una “solución” a un conflicto. No, no pueden ser “solucionados”, porque la esencia de esa diferencia va a seguir siempre ahí. Siempre habrá contrastes, y los contrastes provocarán conflictos, y habrá que “disolver” esos conflictos. No se acaba el mundo por ello.

    En fin, no sé si me he explicado muy bien… o me he liado un poco :-)

    Un abrazote, grillo. Nos vemos.

  6. 7 diariodeungrillo
    4 diciembre, 2009 en 10:17 am

    Fernando.. te has explicado perfectamente (como siempre.. por otro lado… jejeje)

    entiendo y comparto tu punto de vista.. es mas.. enriquece y matiza mi escrito… cosa que es de agradecer en esta vida… Por mi prisa de escritura.. cierto es que no es usado las mejores palabras y tampoco he dejado tan claros los conceptos… gracias a ti… ya esta mas completo..
    la idea que tengo es que las distintas opiniones nunca desapareceran… ya que forman parte de la personalidad. Los conflictos se han de negociar y disolver de la mejor manera… ya que si no es asi.. provacará grandes cismas en la pareja.

    negociados no me refiero a impuestas soluciones.. sino a oir lo que el otro quiere decirnos y hacer el esfuerzo titánico de intentar ponernos en su piel para poder entenderle. Cuando por costumbre los conflictos se solucionan en que uno impone algo y el otro acepta por amor, o por no continuar la discusion.. uelen pasar factura despues..

    Fernando.. ¿que te digo? que mil gracias.. que me encanta saber de ti y mantener conversaciones interesantes contigo/ustedes (cuando susana esta presente… jejeje) y que mil gracias por darme tu enfoque.
    un abrazo grande para los dos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Archivos

Estadísticas del blog

  • 120,574 hits

A %d blogueros les gusta esto: