Posts Tagged ‘oCULTismo

21
Ene
14

Las Veladas Infernales de parís (3): Cabaret du Ciel

2Llegamos a las puertas doradas de Le Cabaret du Ciel. Éstas estaban pintadas con un azul tenue y brillante por la parte superior.  Ángeles, nubes forradas de oro, santos,  hojas sagradas de  palma  y toda una parafernalia sugerente a que aquellos dominios pertenecían absolutamente a  San Pedro.

En el interior sonaba de fondo música la iglesia y el techo se ‘desenrrollaba como un pergamino  en todo su esplendor con oropel para dar la bienvenida a los nuevos angeles.

Revoloteando por la habitación habían muchos más ángeles… todos con túnicas blancas, sandalias en sus pies, y todos con alas de gasa que se sacuden de sus omóplatos y halos de latón encima de sus pelucas amarillas. Estos eran los camareros, los “garcons” del cielo, listos para tomar las comandas de las bebidas. Uno de ellos, con el rostro de un villano fuerte en un melodrama y una barba de una semana, rugía a la llegada de los usuarios:  “Los saludos del cielo , hermano!  Bienaventuranza eterna y la felicidad son para ti. Tú, que nunca te desviaste  de sus rutas de oro ! Respire pues  su pureza sagrada y la renovación de la exaltación. Prepárate para encontrarte con tu gran Creador y no se olvide del ‘’garcon’’! ”

70766580
Una larga mesa cubierta de blanco se extendía a todo lo largo de la sala.  Jarrones y candelabros  dorados, junto con pintas de  espumosas cervezas  aliviaban la blancura muerta de la mesa.  El techo era una representación impresionista de cielo azul, nubes algodonosas, y estrellas de oro.   De fondo, un órgano continuamente retumbaba música sacra,… quizás para aumentar la solemnidad del lugar…

Mientras tanto.. los camareros y camareras, mortales como los propios visitantes, de manera vivaz y ruidosa se entregaban ala complacencia de los allí presentes.

De pronto, sin el menor aviso, cuando nadie lo esperaba, aparecía  San Pedro en el cielo de la sala  desde un agujero que había. Miraba solemnemente hacia abajo a la multitud en las mesas y pensativo se rascaba la pierna izquierda. Desde detrás de una nube oscura  sacaba un recipiente de loza blanca  que contenía agua bendita y, después de varios signos misteriosos  se mojaba sus huesudas manos y salpicaba a los pecadores allí presentes  para , poco a poco, irse desvaneciendo en una niebla repentina.

07-paris_ciel

El cortejo real del reino de los cielos ya se estaba formando en un extremo de la habitación ante un altar. Un personaje representaba a un cerdo de oro. ..  un gran obeso, en cuclillas miraba a los presentes sobre una inmensa papada jovial. Velas encendidas chisporroteaban sobre los costados.  Todos los allí presentes debían participar en la procesión. Asi pues cada uno debía  inclinarse con reverencia y se persignarse  frente a aquel ser.  Un hombre pequeño, vestido con un holgado vestido y negro gorro, evidentemente  Dante, ofició de maestro de ceremonias.
El desfile comenzó su gira por la habitación, Dante, llevando un bastón rematado por un toro de oro iba a la cabeza. Músicos vestidos de  ángel, jugando con las liras y arpas sagradas, seguían  su estela.  Los garcons ángel cerraban  el cortejo, sus alas de gasa y halos de latón se balanceaban  de manera majestuosa mientras caminaban a lo largo.

7288693470_24bc901aca_o

Dante anunciaba , con su voz rasposa, que aquellos mortales que deseen convertirse en ángeles debían seguir a un ángel en concreto hacia otra habitación.

La segunda sala era una habitación grande, todo un espejismo de oro y plata. Las paredes estaban salpicadas de pepitas en llamas, rocas de lona de colores y las luces eléctricas. La gente tomaba allí asiento en   bancos de madera al frente de una hendidura en las rocas, y esperaban a la continuación del show…

Las luces se apagaban y la grieta cobraba vida llenándose de luz.   De ella salían bellísimos ángeles femeninos, realmente scasos de ropajes,  flotando  en el espacio etéreo limitado y mostrando la mejor de las sonrisas.  Bajaban en picado y giraban en círculos al tiempo que lanzaban besos a los allí presentes

Acto seguido, el proponía que aquellos que deseasen ser angeles, dieran un paso al frente y acompañases a una bellísima angel femenino hacia otra  sala.  Para asombro de todos, ahora aparecían flotando y ataviados sobre sus ropas con alas esponjosas, los valientes espectadores que deseaban esta transformación.

El espectáculo del cabaret finalizaba cuando el ‘Padre tiempo’ , con una voz sepulcral que provenía bajo una espesa y larga barba, aseguraba que  transcurriría mucho tiempo en el paso de la guadaña en sus vidas y despedía a los visitantes con profundas reverencias.

1

08
Ene
14

Las Veladas Infernales de parís (2): Cabaret de l’Enfer

magia mago tenerife jose foronda babaret burlesque

 “Bebed, Macabeos!” Vociferaba de manera lastimosa: “bebed estas pociones nocivas, que contienen venenos viles y mortales!”

No satisfechos con los cocteles venenosos preparados en la sala de Intoxicación del Cabaret du Neant, la gente continuaba el periplo nocturno Parisino   entrando por la boca monstruosa de Cabaret de l’Enfer (inferno), ubicada tambien en el reconocido y noctambulo barrio de Montmatre

“Entra y se condenado… el maligno te espera!” Gruñía  un coro de voces haciéndote dudar  antes de la escena que nos enfrentaremos  a continuación . Cerca del publico que accedía a la sala se suspendía un gran caldero sobre un fuego .

Dentro de ella, saltando y revoloteando,  había media docena de músicos /diablos  tocando instrumentos de cuerda.  Revoloteando a su alrededor también había media docena mas de diablillos rojos, de ambos sexos,   jugando  y realizando  un pasaje de FAUSTO.  Estos últimos, en la realización de su ‘perfmance’  pinchaban con ‘hierros candentes’ a todo aquel que se había rezagado en su entrada.

221x320xcabaret-poster.jpg.pagespeed.ic.oU_buX9wSB

376x237xcabaret-menu.jpg.pagespeed.ic.ngA171NtsrPor las grietas de esta sala corrían chorros de oro y de plata fundida; aquí y allá había cavernas iluminadas por fuegos latentes de la cual salía  un espeso humo y vapores que emitían  la replica de fumarolas infernales que decoraban el ambiente.

Repentinamente , y  con cierta cadencia, salían llamaradas por las hendiduras de las rocas y latigazos de truenos retumbaban las  fuertemente en toda la caverna.  El grupo de Diablillos rojos estaban por todas partes, avalanzandose en cada trueno, algunos llevando bebidas por las almas perdidas sedientas, otros agitando los fuegs y pebeteros  o dando volteretas. Todo estaba en un alto estado de movimiento.

545x371xcabaret-de-lenfer2.jpg.pagespeed.ic.l_5ONa397P

5

Este tipo de  cabarets fueron el resultado de una tendencia al alza en París en aquella epoca para los establecimientos temáticos.  Otro magnifico ejemplo d ello fue La prisión de temática Café du Bagne (Café de la Penitenciaría). Ëste establecimiento  había abierto unos años antes, en 1885, contando con un gran éxit y con colas de parisinos esperando para entrar cada noche. Extrañamente decorado como un comedor de la cárcel, los camareros estaban vestidos como los convictos de la prisión arrastrando bolas y cadenas falsas mientras servían a los clientes.

A finales de la década de 1890, los propietarios originales de los cabarets de Montmartre comenzaron a salir de la escena, los artistas dejaron de venir, la bohemia desapareció  y los turistas se convirtieron en sus nuevos objetivos.

1

Apariencia externa original

Muchos consideraron que el Café de l’Enfer (Café del Infierno) había llegado a ejemplificar este tipo de empresa (original en su momento como bohemia, exclusivo y oculto )  como un mero negocio  puramente comercial.

Mientras tanto, el  Cabaret du Néant  permaneció cerrado durante toda la Segunda Guerra Mundial … Supongo que el motivo es obvio: la gente de entonces ya habían visto lo  suficiente sobre que su propia gente volviera a casa en ataúdes…

Menos mórbida, pero no menos bizarra, el  Cabaret de l’Enfer permaneció abierto hasta 1952.

427x450xLe-Cabaret-de-Lenfer.jpg.pagespeed.ic.qNQUQ9b8ee

remodelacion final del cabaret en 1938

 

27
Dic
13

Las veladas infernales de París (1): Cabaret du Néant

13

“¡Bienvenido, oh viajero fatigado, al reino de la muerte! ¡Entre! ¡Escoja su ataúd, y siéntese a su lado!”.

Con esta frase, una voz oculta y cavernosa daba la bienvenida a los visitantes del Cabaret du Néant, y les invitaba a acomodarse en su sala de intoxicación para, entre velas, ataúdes y esqueletos, pasar una velada en los límites de la muerte.

Cuando escuchamos las palabras Cabaret y París, a la inmensa mayoría nos vienen a la mente lugares de diversión , Nocturnidad, Chicas y sexualidad  como el Folies Bergere o el Moulin Rouge.  Dos lugares emblemáticos en su estilo Fundados en 1869 y 1889 respectivamente. Pero sobre esos mismos años, a finales del siglo XIX, otras corrientes circulaban análogas a la diversión en la sociedad parisina. El creciente culto a la muerte y al ocultismo florecía en las capitales europeas entre las clases altas y el interés por estas materias crecía como la espuma. No había reunión ni cena de sociedad sin su posterior sesión de espiritismo en la sobremesa y, así, en busca de lugares de reunión adecuados para los adeptos dela rarología, nacieron en París una serie de peculiares cabarets. Concretamente fueron tres :

12

El Cabaret de l´enfer, el  Cabaret du Ciel o el Cabaret du Néant  (Cabaret del infierno, cabaret del cielo y cabaret de la nada o de la muerte).

El Cabaret du Néant fue fundado en el año 1892 por un tal Dorville y se ubicaba en el número 34 del Boulevar de Clichy, en París.  unos numeros posteriores de esta calle, en el barrio de Montmatre,  tiene ub

icado el famoso Moulin Rouge . De éste cabaret oscurantisata ( el Cabaret du Meant) se conservan numerosas fotografías del lugar gracias a Eugêne Atgest(1857-1927), que se dedicó a retratar las escenas más mórbidas de este oscura lugar parisino.

  2

El Cabaret estaba distribuido en diferentes salas a las que se accedía por oscuros y angostos pasillos.Los nombres de las salas y su decoración dependían de los actos o espectáculos que en ellas se representaban, así, por ejemplo, encontramos la Sala de intoxicación, que venía a ser más o menos el bar del cabaret, con la peculiaridad de que las mesas eran ataúdes. Toda la sala era de tonos oscuros con calaveras y siniestras estatuas decorando las paredes que, bajo la iluminación tenue de las velas que colgaban de huesudas lámparas, otorgaban al lugar de un aire cargado y siniestro.

7

4

Otra sala era conocida como la de la Desintegración, allí se representaban algunos espectáculos, todos ellos relacionados con la muerte. El más conocido era el “Pepper´s Ghost”, en el que una persona elegida de entre el público se transformaba ante la mirada atónita del resto de espectadores en un esqueleto. Esto se conseguía mediante un efecto óptico creado con luces y espejos, algo bastante creativo para la época.

6

9

Había otras salas, como la Cueva de las ofensas o la Cueva de los espectros alegres, todas ellas decoradas del modo más macabro imaginable y en la que se representaban espectáculos con nombres tan curiosos como “El fin del mundo”,”Viaje a Liliput”,”El cabaret ruidoso”,”El lobo blanco”,”La rata muerta” o “Los rayos X”, allí se rendía cada noche un culto particular a la Muerte de la mano de oscuros artistas y personajes de la noche.

8

11

Pero hay otras historias, más serias que circulan acerca de este Cabaret: hay quien dice que muchas de las noches “aparecían” siniestros actores que no pertenecían al mundo de los vivos, o que quien acudía no solía vivir demasiado después de aquello.

El culto a la muerte ha existido desde que el hombre es hombre y desde entonces se ha ido adaptando a las necesidades y a los avances de la sociedad. Este Cabaret du Néant posiblemente sea uno de los mejores ejemplos de ello. ¿Tomamos un café?




Archivos

Estadísticas del blog

  • 120,182 hits

A %d blogueros les gusta esto: